La Vida

¡La vida es sorprendente! -observó en la niñez abriendo sus grandes ojos iluminados de cielo-. ¡La Vida es un asco! -pensó después, al ver coartada su inquietud adolescente por reglas y cortapisas. ¡La Vida es bella! -expresó con una sonrisa su Juventud enamorada. La Vida es complicada! –manifestó más tarde, sumisa, bajo el peso de la reponsabilidad. ¡La vida es un milagro! –dijo tomando en sus brazos al hijo que recien nacía.

¿Qué es la Vida? –preguntó a una persona sabia. ¿Qué es tu Vida y qué eres tú ? –le respondió el sabio formulando a su vez otra pregunta. ¿Por qué me respondes con una pregunta? Porque, cuando después de mucha observación y estudio de ti mismo descubras la respuesta, obtendrás al mismo tiempo la que buscas con tu pregunta.